Para la rosácea

  1. Refresca tu cara con mucho agua helada cuando se presente la rosácea.
  2. Hierve 5 bolsas de té de manzanilla en un litro de agua.
  3. Retira las bolsas de té, vierte la infusión en un recipiente de 1 litro y guárdalo en el refrigerador.
  4. Moja un algodón en la infusión fría cada vez que se enrojezca la cara.

Comparte este Truquito

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest