Acaba con el cabello reseco

  1. Hierve las hojas de romero por 5 a 10 minutos
  2. Déjalas a temperatura ambiente
  3. Cuélalas y ponlas en un recipiente con tapa
  4. Déjalas reposar y guárdalas en la nevera
  5. Aplica el aceite de uva en el cabello y masajea.
  6. Luego lávate el cabello como de costumbre
  7. Después de lavarlo, enjuaga tu cabello con el agua de romero, esta vez sin volver a enjuagar.

Comparte este Truquito

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest